Jeremías James se crió en Trelew, pero volvió a nacer en Buenos Aires, donde hizo el tratamiento de la leucemia que le permitió sanarse a los 9 años y continuar con su vida. Fue también en la tierra de las segundas oportunidades donde empezó a moldear el sueño del que alguna vez lo obligaron a despedirse. Pero su historia apenas comienza y este miércoles debutó en el amistoso frente a Estudiantes de La Plata, donde San Lorenzo se quedó con la Copa Carlos Salvador Bilardo.

“Tiene cualidades que lo ayudan mucho. Es muy fuerte, tiene muy buen porte y eso hace que tenga muy buen juego aéreo en defensa y en ataque. Quizás no es tan rápido y es algo a mejorar, pero curó su técnica en la salida. Su gran potencial está en su mentalidad”, lo describe Sixto Peralta, ex River y Racing, y actual directivo de la CAI.

El paso de James por Comodoro Rivadavia fue breve por decisión de Mumo y otros dirigentes. Según revelaron desde su entorno, no terminó de asentarse y al cabo de un año volvió a armar el bolso para regresar a su zona. “Estamos felices de verlo crecer, porque pocos pibes como él pasaron por acá”, resume Peralta.

Jeremías James: el chubutense que jugó en CAI, superó la leucemia y debutó en San Lorenzo

Al tiempo, el equipo de Fernando Kuyumchoglu tomó la decisión de ficharlo para San Lorenzo. “Vino en 2019, ya grande, pero nos llamó la atención su contextura física: mide 1.91, central zurdo que no hay… Lo trajimos para trabajarlo y que empiece a tener rodaje, pero nos agarró la pandemia y no pudimos“, resume el ex coordinador de las Inferiores del club.

A diferencia de la mayoría de los juveniles, James llegó a Boedo con 18 años, una edad que ni siquiera le permitía un lugar en la pensión. El parate por el coronavirus tampoco lo ayudó: tuvo poco rodaje en las Inferiores hasta que, en la última fecha del Torneo de Reserva 2021, marcó de cabeza un agónico gol que lo convirtió en la cara del triunfo.

Pero la misma pandemia que puso en vilo su futuro al frenar la actividad fue la que le dio una nueva chance. Sucede que en enero de este año, cuando el plantel de Primera comenzó la Pretemporada y una ola de contagios dejó a Troglio con pocas herramientas, el DT decidió subir a varios chicos. Y James, el central zurdo oriundo de Chubut, fue uno de ellos.

Fuente: San Lorenzo Primero

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!