Gianinna Maradona rompió el silencio tras la difusión de una grabación en la que ve a su padre, Diego Maradona, bailando junto a Verónica Ojeda. En el marco del aniversario de "La mano de Dios", gol que el ex futbolista ejecutó contra Inglaterra en el Mundial de Fútbol de México ’86, la joven aseguró que su hijo Benjamín Agüero -de su relación con Sergio "El Kun"- se encuentra con "atención terapéutica" para comprender y afrontar las situaciones de exposición que encabeza su abuelo.

"Ver cómo nadie hace nada de los que están ahí me demuestra que por esa misma razón yo soy una 'hija de p...' para todos ellos y para él inclusive", comenzó manifestando Gianinna a través de su cuenta oficial de Instagram luego de elogiar la versión animé del aquel gol.

En el video se lo ve a Maradona y a Ojeda bailar el tema "Bombón asesino"; y segundos después se baja los pantalones sin que nadie lo detenga, sólo se escucha el resonar de risas a su alrededor.

"Hechos, no palabras. Acosté más veces a mí papá de las que me hubiera gustado. ¿Me comí mil puteadas? Sí. Nunca me importó ser la mala. Estoy orgullosa de las veces que ‘me puse la gorra’. Si me daban a elegir, nunca hubiese querido que mi hijo viera así a su abuelo, pero son las consecuencias de las elecciones el otro. Yo no elijo, y me costó muchísimo aceptar que la vida del otro, es del otro, y que el rebote de las consecuencias de sus actos ya no me pertenecen", continúa el descargo de Gianinna.

La joven sostuvo que opta por dialogar con su hijo, pese a lo duras que puedan ser las circunstancias. "Hoy elijo por mi y por Ben, entre esas elecciones elijo siempre la verdad, por más dolorosa que sea. Elijo que mi hijo me pregunte a mí lo que necesite saber por más duras que sean las respuestas. Y elijo que tenga contención terapéutica también para brindarle herramientas para crecer con toda esa información. Sentía que era suficiente con haberlo visto yo en vivo en otras oportunidades, pero lo innecesario en su vida es un patrón reiterativo", lamentó.