En la Segunda División de Inglaterra ocurrió un hecho totalmente escandaloso. En el partido entre Preston North End y Sheffield Wednesday, Darnell Fisher, lateral del Preston, estaba marcando al mediocampista Callum Paterson, previo a un tiro de esquina, y antes de que se ejecutara el defensor manoseó los genitales del rival. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA