Diego Armando ha vuelto a convertirse en noticia después de que haya salido a la luz un vídeo grabado antes de la cuarentena en el que el argentino llega al entrenamiento con Gimnasia y Esgrima La Plata conduciendo un espectacular BMW M4 F82, un deportivo de alta gama con un precio de casi 200.000 euros, con más de 400 caballos de potencia, siete velocidades y capacidad para ponerse de 0 a 100 kilómetros por hora en apenas 4 segundos.

Hasta este punto parece todo absolutamente normal, pues la leyenda futbolística ya mostró anteriormente muchos de los coches de su colección, especialmente durante su estancia en Dubai. Pero en esta ocasión, y como desgraciadamente es habitual en él en los últimos meses, Maradona excede los límites.

Y es que el coche cuenta con equipamiento de luces y sirenas, algo reservado exclusivamente para los vehículos de la policía según apunta el artículo 32 y 61 de la Ley Nacional de Tránsito argentina.