La muerte no avisa, agarra de improviso y duele a quienes pierden a un ser querido. César Villarroel, técnico del Globo, por estos días está atravesando un duro momento: el fallecimiento de su padre. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA