CAPITAL FEDERAL - El boxeador Hugo Santillán sigue peleando por su vida luego de desvanecerse mientras esperaba el fallo de su pelea contra el uruguayo Eduardo Abreu.  Permanece internado en la sala de terapia intensiva del hospital de San Nicolás y su estado de salud sigue siendo delicado, aunque hubo una pequeña mejora en las últimas horas.

"No tenemos seguridad de nada, pero está en manos de Dios y sé que va a estar ahí para que salga adelante", señaló este lunes por la mañana el padre del deportista en diálogo con Todo Noticias.

"Nosotros pensábamos que era un tema de la presión. No pensábamos que era tan crítico", explicó al tiempo que reconoció que con el correr de las horas volvieron a tener esperanzas porque, según explicaron, los médicos "está evolucionando".

Y agregó: "Tuvieron que operarlo por una inflamación en la zona del cerebro. Sufrió dos paros cardíacos: uno durante la operación y otro estando en terapia intensiva".