Atlético de Madrid sabía que dependía de sí mismo y no podía dejar pasar una oportunidad única e irrepetible.

Por eso sacó pecho, se lo dio vuelta a Valladolid por 2-1 como visitante y tuvo su premio merecido: se consagró campeón de La Liga de España por undécima vez en su historia. Octavo título desde su llegada al Colchonero para Diego Simeone, que hace cada vez más grande su figura. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA