“Cuando era más chico por ahí no me gustaba andar por la calle o mostrarme mucho. Pero cuando empecé a jugar al handball, junto a mis hermanos y compañeros de colegio, eso me ayudó a sentirme uno más. El deporte me permitió no tener ningún complejo”, le dijo Bruno a la Fan Page de la Secretaría de Deportes de la Nación.

TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ