Brasil cuenta con más de 91 mil casos confirmados de coronavirus y alrededor de 6.300 muertes. Sin embargo, el Ministerio de Salud brasileño ve "favorable el retorno de las actividades del fútbol".

El organismo aprobó esto luego de que la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) pidiera una autorización para reanudar los entrenamientos de los equipos. 

A pesar de que el regreso del fútbol en Brasil está cerca, no hay una fecha precisa ni una misma forma de acción en todos los estados. Por ejemplo, San Pablo, que es el estado más afectado por el virus, tiene las medidas restrictivas más sólidas del país.

El presidente brasileño aseguró que "el riesgo de la vuelta del fútbol es mínimo" y que es imperativo volver a las actividades pues "el desempleo está tocando las puertas de los clubes".