CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) La actriz María Fernanda Callejón contó en el programa "PH: Podemos hablar" conducido por Andy Kusnetzoff en Telefe el abuso que sufrió de chica por parte de un tío lejano.

"Teniendo padres muy presentes esto me pasó en mi casa, con mi mamá a la vuelta llevando a mi hermana a inglés y mi papá en el taller del fondo trabajando, mientras yo tomaba la leche", contó.

Callejón revivió ese traumático momento en la primera sección del programa Kusnetzoff. Y explicó que su dramática historia ocurrió en Villa Carlos Paz, Córdoba, lugar donde vivía con sus padres y llegó un tío lejano a visitarlos por unos días, cuando ella tenía 9 años.

“A esa edad nunca me hubiese quedado sola en mi casa, porque vivía en el medio del campo. Todo el mundo conoce Villa Carlos Paz como si fuese la gran ciudad, pero en invierno es un pueblo. Lo digo con mucho amor. Y en honor a mi vieja, ella nunca me dejaba sola a la noche”, aclaró.

“Era un primo de mi abuelo de parte de mi padre. Yo a la tarde tomaba la leche y miraba la televisión, y él quería ir al baño. Y como el taller no tenía baño, esa era la excusa para entrar a mi casa”, contó.

“Y se ve que me agarraba a esa hora de la tarde que mi mamá llevaba mi hermana a inglés y yo me quedaba sola. Él iba al baño y cuando volvía, hacía lo que tenía que hacer, que era abusar de mí. Y mi papá nunca se enteró”, recordó con tristeza.

Fue entonces que Callejón perdió el control de la charla y le llevó algunos segundos dejar de llorar para seguir narrando.

“Lo que yo puedo reflexionar en esto, sin entrar con pelos y señales de las cosas que son difíciles de superar en la vida, al que le esté pasando esto, que no se confíe“, continuó la actriz.

Explicó lo difícil que es vivir tantos años con este secreto dentro: “No hay ninguna posibilidad de que después de pasar eso traumático, puedas contarlo. Tenés que hacer tu proceso y es muy difícil, sobre todo en ese contexto. Hoy es distinto, hoy hay información”.

Finalizando su relato, quiso dejar un mensaje importante: “No se confíen, porque pueden creer que están presentes, como yo que lo heredé de mis viejos, y sin embargo me pasó”.

“Hay que estar atentos. Lo bueno en este tiempo es que las mujeres estamos con la boca destapada y podemos hablar”, destacó. Luego se dirigió directamente al público y exhortó: “Hablá con tus hijos, no tengas miedo de decirles la verdad, no tengas miedo de decirle que le puede pasar a la vuelta de tu casa, con un amigo o una amiga. Es indistinto, no tiene que ver con el género”.