Luego del escándalo con Wanda Nara y Mauro Icardi y la posterior entrevista brindada por la empresaria para hablar del tema, Eugenia "China" Suárez rompió este lunes el silencio y dio su parecer sobre el tema que la tiene como involucrada.

Todo comenzó con un sorpresivo posteo de Wanda Nara. "Otra familia que te cargaste por zorra", había publicado en sus historias de Instagram la también modelo, alimentando todo tipo de rumores que después se terminaron por confirmar, en relación a una supuesta infidelidad de su pareja.

La tercera en discordia era, entonces, la actriz, quien este lunes habló con Alejandro Fantino y consideró que “siempre se va a hablar. Ya lo tengo aceptado, pero no es ‘el precio de la fama’, porque siempre odié esa frase".

"Es el precio de la libertad con la que vivo yo, desde que soy muy chica. Hay gente a la que le da más miedo ‘el qué dirán’. A mí nunca me importó, ni en el colegio, en el trabajo. Tiene que ver con tener los pies sobre la tierra y decir: ‘¿Qué me está pasando? ¿Estoy en el medio de un terremoto? Sí. ¿Mis hijos tienen salud? Sí. ¿Mis amigos me quieren? Sí'. Trato de ver todo como si fuera desde arriba, como si saliera de mi cuerpo para ver todo lo que está pasando afuera y decir: ‘Lo más importante, que es la salud, lo tenemos. El resto se puede arreglar’”, agregó en una primera referencia al escándalo.

“Obviamente, tengo autocrítica y pienso y a la noche digo: ‘¿Qué podría cambiar?’ o me escucho hablar y digo: ‘Sueno muy soberbia, yo no soy así’, pero pienso que es un método de defensa. Tengo momentos. A veces lo llevo mejor, y hay momentos en los que sufro más”, agregó.

En relación a cómo le impactó la situación, dijo que "te llega, evidentemente, por cualquier lado, por más de que vos tomes la decisión de no ver, siempre te llega por algún lado".

"Pero ya cuando hay tanto ruido es como... siempre le digo a mi entorno, a mis amigos: ‘Bueno, no quiero saber, porque muchas de las cosas tampoco son verdad' (...) estoy siempre informada. obvio. Pero estaba en Madrid, también, estaba grabando mucho, estaba cumpliendo un sueño, entonces tenía la cabeza muy en eso (...). Yo nunca sentí que tenía que dar explicaciones. Y a lo mejor suene soberbio o rebelde, pero yo no... El día que mis hijos me pregunten qué es lo que quieren saber, a los únicos a los que les voy a dar explicaciones es a ellos”, sumó.

Y desafió:  “Yo ni a un novio me banco que me vengan a pedir explicaciones. ‘¿Donde saliste, con quiénes estuviste, quiénes estaban?’... No tengo tolerancia para esas cosas. Hay algo que tiene que ver con la intimidad y con la privacidad que yo quiero mantener a lo largo de mi vida. Yo no soy un personaje, yo soy yo... Ojalá me hubiese salido hacer un personaje. A mí me quieren y me odian por las mismas razones: por mi personalidad”.

Otro de los temas tocados fue si hubo alguna persona de su círculo que la decepcionó con su postura respecto al conflicto.

"Sí, sí, sí. No era de mi círculo más íntimo, por eso no puedo decir que me haya afectado tanto”, dijo sin dar nombres

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!