El pasado domingo, Maxi Guidici, quedó eliminado de Gran Hermano y Córdoba se quedó sin representantes. En un principio, el exparticipante no tenía mucho respaldo del público, pero que tras la salida del Conejo comenzó a hacerse su lugar en la casa, y en lo que parecía ser su mejor momento la gente lo terminó eligiendo para que salga.

El cordobés de 36 añosf orjó una fuerte relación con Juliana Diaz, y en un momento hasta estuvo a punto de irse tras la expulsión de ella en dos ocasiones. Por tal motivo, su reencuentro fuera de la casa era una de las cosas más esperadas por el público, y eso se terminó dando en el debate del pasado lunes.

La exparticipante dialogó con El show de Ulises Jaitt, el ciclo que conduce el hermano de Natacha Jaitt por Radio XLFM (lunes a viernes, de 13 a 15), y además de hablar de la experiencia que le dejó su paso por GH, la morocha reconoció que en su reingreso tuvo una maratón sexual con el cordobés que la producción eligió no mostrar.

Consultada por cuál había sido su récord en la intimidad, Juliana destacó que cuando volvió a ingresar a Gran Hermano estuvo cerca de romper su marca de "un fin de semana entero". La exparticipante dialogó con El show de Ulises Jaitt, el ciclo que conduce el hermano de Natacha Jaitt por Radio XLFM y además de hablar de la experiencia que le dejó su paso por GH, la morocha reconoció que en su reingreso tuvo una maratón sexual con el cordobés que la producción eligió no mostrar.

Consultada por cuál había sido su récord en la intimidad, Juliana destacó que cuando volvió a ingresar a Gran Hermano estuvo cerca de romper su marca de "un fin de semana entero".

Juliana reveló la maratón sexual con Maxi y confesó intimidades tras salir de Gran Hermano: "Me gusta que me den..."

Además, fue más lejos y contó que para ella el sexo oral es clave y dejó su visto bueno para su pareja: “Con Maxi me saco el sombrero. No le voy a dar puntaje porque las chicas me lo van a querer robar. Re contra aprobó la materia”.

 “Le hemos metido firme. Soy fogosa. Muchos orgasmos. 48 horas intensas, parábamos para comer y así. Me gusta que me den chirlos. Cuando volví a ingresar a la casa, todos los días, al despertar, mediodía, tarde, noche, un montón. Y nadie se dio cuenta que andábamos como conejos”, agregó.

“Igual, no puede hacer todo todo bien. No le vamos a dar tan buen puntaje sino las chicas me lo van a querer robar. Re contra aprobó la materia. Es el candidato a casarme, a convivir, hay una unión linda. Hacer algo en una playa. Es un obrero. La química sexual es clave. Ambos nos combinamos”, cerró.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!