CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El periodista Diego Brancatelli se enojó con la filtración pública de los chats privados de los panelistas del programa Intratables, de América, que dejó clara una discusión entre sus integrantes y una pelea entre él y Pablo Vilouta, que terminó abandonando el grupo.

Además, Brancatelli aseguró que el caso es "gravísimo".

"Me gustaría saber quién fue”, aseguró.

Primero, enojado por los términos de la discusión por el vacunatorio VIP se fue del grupo Vilouta, y después, el que estalló, fue Brancatelli.

"Hagan algo. Sumen a Paulo si el único que opina distinto soy yo. Armen el programa y el chat a su medida. Hagan 876. Sean felices. Sumen a Paulo", pidió el periodista, antes de abandonar él también el grupo de chat.

Consultado por Clarín, Brancatelli le bajó un tono a la discusión con Vilouta y sus compañeros pero sí se mostró muy enojado con que se haya filtrado parte de la conversación privada.

"No estoy enojado con Pablo. Es un tipazo. Tengo una muy buena relación de compañeros de trabajo. Le tengo mucho aprecio. Esto es una discusión privada. Yo como soy al aire, soy en privado", aseguró.

"Él no se tendría que haber ido del grupo. También creo que cambió el teléfono. Igual es algo que ya habíamos aclarado, por eso me extraña que ahora se hayan filtrado los chats. Eso sí es grave", enfatizó.

"Me gustaría saber quién fue. Voy a pedir que se aclare, que se investigue. Pero eso lo debe resolver la producción, el canal. Yo estoy tranquilo porque lo que digo en el chat es lo que suelo decir en el programa", agrego.