De volar en el aire a crear una marca con un horizonte y un objetivo claro. Hi Rabbit ya está en etapa de prueba en Comodoro Rivadavia y se prepara para su primera aventura; una preventa a corto plazo que será el inicio del lanzamiento oficial de la marca.

Esteban Musacchio, es quien está detrás de este emprendimiento de indumentaria hecha con parapentes reciclados. Él junto a un grupo de colaboradores hace unos tres años comenzó a pensar en la posibilidad de lanzar una marca. Sin embargo, luego de la pandemia recién puso manos a la obra.

“Hace años que estaba esta idea, pero estaba lejos de bajarla a tierra porque estaba haciendo otras cosas, y necesitaba mucho esfuerzo y disciplina para empezar algo así y que no se caiga”; cuenta a ADNSUR. “Pero antes de la pandemia ya lo pensamos más serio, estuvimos buscando talleres, mandamos a hacer algunos moldes con una diseñadora, hasta que encontramos un taller local”, dice al recordar cómo comenzó todo. 

Encontrar al Jointex, una cooperativa textil que se dedica a la elaboración de prendas, fue un paso fundamental para Hi Rabbit, es que como cuenta Esteban, “uno de los objetivos del emprendimiento es que ayude a la economía circular de la ciudad, entonces trabajar con un taller local nos daba un plus, porque esas camperas se iban a hacer con gente de Comodoro”. Así, comenzó esta aventura.

Transforma parapentes reciclados en ropa deportiva: la marca de un comodorense

Lo cierto es que el vínculo entre Esteban y el parapente comenzó hace varios años atrás, mientras vivía en la Cordillera. 

Por ese entonces, ya conocía la actividad. Algunos amigos volaban y alguna vez había hecho algún vuelo en biplaza. Sin embargo, comenzó a picarle el bichito para poder hacerlo solo. 

Así, mientras vivía en Lago Pueblo, donde estaba más desarrollada la actividad que en Comodoro, comenzó a realizar el curso para volar por sí solo.

Durante más de un año aprendió todos los secretos para hacerlo sin riesgos, y en un viaje a La Rioja tuvo su bautismo oficial, un vuelo muy especial por todo lo que había alrededor.

Para Esteban fue un viaje de ida, el lugar en el mundo que le faltaba encontrar. “Sentí mucha paz y mucha tranquilidad, porque cuando uno está aprendiendo a volar vuela en horarios y momentos donde el aire está muy tranquilo, entonces fue una experiencia muy linda, de mucha adrenalina; porque da miedo, y un montón de sensaciones desconocidas”. 

Desde entonces Esteban no paró. Ya voló en Mendoza, La Rioja, El Bolsón, pero también en otros países como, Grecia, Francia y Nueva Zelanda, que recorrió haciendo dedo a vela. 

Esteban en pleno vuelo. El objetivo de Hi Rabbit es que los parapentes sigan volando a través de su indumentaria.
Esteban en pleno vuelo. El objetivo de Hi Rabbit es que los parapentes sigan volando a través de su indumentaria.

Toda esa experiencia, que incluyó polinesia, la contó a través de Hi Rabbit, que por entonces era un blog.

Ahora la marca se transformó en un emprendimiento de indumentaria deportiva.La misma ya se presentó en la Expo Industrial de Comodoro Rivadavia y hace sus primeros movimientos en las redes sociales, apuntando a iniciar su venta online en 2023.

¿Pero qué es lo que hace distinto a Hi Rabbit de otras marcas? Precisamente la respuesta está en su esencia. Las prendas se elaboran con parapentes en desuso que son reciclados y convertidos en una campera, porque como cuenta Esteban, “un parapente tiene más de 70 metros de tela, pero una vez que pasan ciertas horas de vuelo ya no sirve más como aeronave segura, entonces se usan para practicar o quedan tirados en un quincho, como basura. El concepto es que la campera siempre siga volando y siempre mantenga esa esencia. Por eso también se conecta a una aplicación móvil, que te permite hacer un vuelo virtual de parapente. La idea es ir sumando más escenarios, y que quien la use pueda conocer la Patagonia y diferentes lugares de la zona”. 

Las camperas están en etapa de prueba. El objetivo es en corto plazo comenzar con la preventa online.
Las camperas están en etapa de prueba. El objetivo es en corto plazo comenzar con la preventa online.

La aplicación fue programada y diseñada por el propio Esteban, quien se dedica a la programación. 

Por el momento las camperas se encuentran en etapa “prueba y desarrollo hasta fin de año”. “Las estamos probando en deportistas locales para que nos den un feedback de uso, en cuanto al sublimado, las costuras, porque queremos que salgan al mercado probadas en condiciones de deporte. Queremos comprar a North Fest”, dice entre risas al ser consultado por cuál es el horizonte. “Es un proyecto muy lindo, que en algún momento me gustaría que sea mi ocupación en un 100 por ciento, desarrollando ropa, y también tecnología asociada y contenido audiovisual, y de otro tipo. El año que viene, por ejemplo, Hi Rabbit “va a abrir un podcast con una temática de aventura y formato de entrevista, que es algo que nos gusta y que vemos que falta desarrollo en Español. Pero vamos por etapa. Ahora tenemos apuntamos a terminar la etapa de prueba y después empezar con una pre venta a través de la web, donde te vas a anotar y vas a poder comprar online, esperamos que a la gente le guste”, dice Esteban, este programador que se animó a iniciar su propia aventura, volando en los cielos y reciclando parapentes, para que sigan volando. 

Del Instagram de hirabbit.ar
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!