Las instalaciones del nuevo natatorio de Comodoro Rivadavia en la zona sur se inauguraron hace menos de una semana. Este lunes 1 de noviembre comenzaron las inscripciones, tanto para pileta libre como para alguna de las clases de natación con profesores.

Desde el inicio, una gran cantidad de comodorenses interesados en inscribirse o anotar a sus hijos hicieron largas filas, que se replicaron hasta este jueves, cuando se les informó que los cupos estaban agotados.

Tras algo más de cuatro horas de espera, quienes realizaban la fila este jueves fuera del natatorio se enteraron que ya no había más lugar para ninguna de las actividades, y que -en todo caso- podían inscribirse en lista de espera y serían llamados cuando alguno de los anotados decidiera abandonar. 

Si bien estaba pautado realizar inscripciones hasta el día 13, la enorme demanda de los primeros días permitía prever que los lugares disponibles se agotarían rápido.

De todas formas, es manifiesta la molestia de quienes esperaron varias horas bajo el sol solo para enterarse que quedaran anotados en lista de espera.

Algunos cuestionaron que, tras tantos meses de encierro por la pandemia donde la virtualidad y las gestiones online se volvieron algo común, no hubieran implementado un sistema para anotarse de manera remota, y que no implique tener que pasar horas parado a la intemperie. También se quejaron de que el primer día faltaron formularios, y que las personas dedicadas a la atención eran insuficientes.

Al mismo tiempo, esta modalidad "presencial" de inscripción excluyó a quienes trabajan y no pueden dedicar 5 horas de su día, en pleno horario laboral, para hacer una fila y así poder tener la oportunidad de disfrutar de estas nuevas instalaciones.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!