CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - La segunda ola de coronavirus azota a la Argentina, en medio de restricciones en Capital Federal y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Desde el Ministerio de Salud reconocieron que la situación es preocupante.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, admitió que los contagios de coronavirus no van a disminuir, pese a las restricciones que entraron en vigencia días atrás para frenar el impacto de la segunda ola en Caba y Provincia de Buenos Aires. "A diferencia de la primera ola y la situación del aumento de casos de diciembre, es que estamos con temperaturas más bajas que favorecen los contagios y están aumentando las variantes que impactan en la dinámica de transmisión", sostuvo en diálogo con la Vos.

Vizzoti: "No creo que tengamos la expectativa de disminuir como en diciembre. Sí dejar de aumentar. Debemos bajar el numero de casos, avanzar con la vacunación y evitar la mortalidad".

Y además, la ministra reconoció que "estamos viendo que la ocupación de camas de terapia es muy rápida. En caso que desborde el sistema de salud y que no se pueda dar respuesta, esto va a tener un impacto directo en aumentar la mortalidad y en no poder presentar cuidado a otras patologías", así lo publicó Clarín.