“No estamos conformes con esta ordenanza, creo que no han pensado en la comunidad y esto afecta directamente a los vecinos, por eso presentamos el reclamo”, dijo Mabel Guerrero, que preside la vecinal de Fracción 13 y 14.

“Creo que se equivocaron y pedimos al intendente que vete los artículos 13 y 14 de la ordenanza –añadió, en diálogo con Periodismo de 10, por CNN Comodoro-. Hay mucha gente que nos está insultando como si fuéramos criminales, nosotros en ningún momento pedimos la eutanasia: apoyamos totalmente la castración masiva, siempre lo hicimos, pero no estamos de acuerdo con que el animal castrado vuelva a la calle”.

La vecinalista rechazó el argumento de que el perro deja de ser agresivo luego de la castración. “El animal que vuelve a la calle sigue con hambre y se desespera, es casi como un adicto, si no tiene para consumir sale a violentar. El animal no tiene la culpa, sino el señor y la señora que abandona los animales. En mi barrio permanentemente encontramos cajas con 8, ó 10 perritos bebés y a la gente les da lástima, les da de comer pero esos perros crecen en la calle”.

Guerrero recordó que años atrás hubo dos personas fallecidas por ataques de perros. “Nadie se hizo cargo de eso, ninguna de las proteccionistas se hace cargo de las personas afectadas por los animales –cuestionó-. Nosotros pedimos que los perros abandonaos sean trasladados a un dispensario canino, o si no les gusta la palabra ‘dispensario’, pongamos un ‘hospital canino’, que se invierta también en este tema, donde podría haber veterinarios, castrar al animal, vacunarlo y después darlos en adopción. El tema preocupante es que la persona que tiene un animal también se haga cargo, ya vimos los casos lamentables que están pasando y van a pasar más”.

La dirigente también planteó que hay problemas para la salud. “No es sólo el problema del perro que ataca, sino también las heces que quedan en la calle, nadie recoge eso y se va secando. Las heces secas vuelan como un polvillo, no es sano para las personas, es un foco infeccioso tremendo. Los nenes van a jugar a la plaza, donde los perros orinan y hacen sus necesidades en cualquier lugar… hay que pensar en eso”.

Cordero: “Estamos a favor de los perritos, pero también de la gente”

Por su parte, Ester Cordero, de la vecinal Mosconi, había anticipado también la obtención de firmas en distintas entidades para requerir cambios en la ordenanza, que fue aprobada la semana pasada y se espera la promulgación por parte del intendente Luque. 

“De ninguna manera los perros deben volver a la vía pública una vez castrados –indicó-, pero tampoco puede haber perros en la vía pública aunque tengan dueño. Se debe buscar un mecanismo para levantarlos y llevarlos a un lugar preparado para tal fin. Adherimos a la postura de ciudad no eutanásica, estamos a favor de la vida de los perritos, pero más a favor de la vida de los vecinos, como lo dice la Carta Orgánica Municipal. Pedimos que tomen medidas de urgencia, que en la práctica se empiece a resolver y a recuperar la normalidad. Adherimos a la castración masiva, que va a dar resultados dentro de 5 años, pero hay que buscar soluciones hoy, porque la gente lo está sufriendo en este momento”.