La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) determinó que la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus, Vaxzevria, tiene nuevo efecto secundario: podría provocar el síndrome de fuga capilar (CLS), trastorno que genera que los líquidos se deslicen de los vasos sanguíneos más chicos, y luego haya una hinchazón generalizada y una baja en la presión arterial.

El ente regulador sugirió que las personas que hayan padecido ese trastorno previamente no reciban estas dosis.

El comité de la EMA estudió seis casos que sufrieron del síndrome al darse la vacuna de AstraZeneca. En su mayoría eran mujeres -una de las cuales murió-, mientras que tres habían padecido ese trastorno previamente. El efecto secundario se encontró en menos de 1 de cada 10 millones de inmunizados.

Vacuna de AstraZeneca: detectaron una enfermedad en la sangre como efecto secundario

Ya fueron suministradas más de 78 millones de dosis de Vaxzevria en los países que comprenden la Unión Europea, Islandia, Gran Bretaña, Noruega y Liechtenstein.

PRECAUCIONES

Según detalla Radio Mitre, la agencia reguladora británica MHRA analiza tomar precauciones para quienes tengan el síndrome de fuga capilar, pero adelantó que no considera que haya un nexo causal con estas dosis.

Por su parte, la EMA sigue investigando otros posibles efectos secundarios en las vacunas contra el coronavirus, entre los cuales se encuentran afecciones cardíacas como la pericarditis y la miocarditis.  Según se detalló, además de analizar casos de personas vacunadas con AstraZeneca también lo hará con inoculados con las dosis de los laboratorios Pfizer/ BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson.

QUÉ ES EL SÍNDROME DE FUGA CAPILAR

El síndrome de fuga capilar es un trastorno insólito, de etiología desconocida y presentación recurrente caracterizado por un aumento de la permeabilidad capilar, lo que permite la fuga de fluidos y proteínas desde el sistema circulatorio al espacio intersticial dando lugar a shock y edema masivo.