COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Celeste Domínguez tiene 29 años y días atrás su familia reclamó que fuera asistida por personal sanitario de manera urgente ante una serie de complicaciones que presentaba, pero recién anoche fue derivada al Hospital Regional, donde permanece internada en la sala de guardia ante la falta de camas.

La mujer fue operada del corazón, tiene Síndrome de Down, una cardiopatía congénita, hipertensión pulmonar, sobrepeso e hipotiroidismo. Su familia suponía que tenía una neumonía pero al pasar los días su cuadro empeoró: se le hincharon y amorataron los ojos, además de comenzar a tener erupciones en todo el cuerpo y cada vez le es más complicado respirar,  siendo que hace siete años utiliza oxigeno.

En este marco, finalmente, anoche fue trasladada al nosocomio. Su hermana, Ángela Domínguez, explicó que “su cuadro es complicado, tuvimos que esperar mucho tiempo y vamos a ver cómo evoluciona". 

"Está estable pero es crítica la situación porque tiene todo un pulmón tomado. Le pusieron el oxígeno al máximo porque satura al 50”, dijo y agregó: "Ya la hisoparon, y y supuestamente el daño que tiene en el pulmón es producto de coronavirus, pero no creemos que sea así". 

En contacto con diario Crónica manifestó: "En la casa convivimos cerca de 20 personas y nadie tuvo síntomas ni contacto con casos positivos. Estoy segura que el daño es por la enfermedad que tiene y le fue afectando". 

Finalmente aseguró: "Si a Celeste la hubieran atendido antes no estaría en el estado en el que está” y lamentó: "Mi mamá es paciente de riesgo y ahora está aislada en un consultorio de guardia con ella porque no hay camas. También está expuesta a todo esto”