GASTRE (ADNSUR) - Una empresa proveedora local ubicada en la localidad de Gastre, en la Meseta del Chubut, con acompañamiento técnico de Pan American Silver Argentina, desarrolla un proyecto de provisión de Internet de banda ancha domiciliaria que prevé darles a cerca de 1.000 familias de Gan Gan, Telsen, Lagunita Salada, Blancuntre y Paso del Sapo, y otros puntos de la región que hoy no cuentan con el servicio, la posibilidad de acceder a una conexión.

El proyecto, impulsado por la empresa TecnoGastre, comenzó a desarrollarse en diciembre de 2018 y, a partir de la instalación de infraestructura, genera actualmente acceso a algo más del 40% de las familias de Gan Gan y Gastre, y a un 25% de los domicilios de Paso del Sapo que cuentan con conexión eléctrica.

Según las proyecciones, a junio de 2021 se prevé que esa proporción supere el 60% en promedio sumando a todas las localidades involucradas. “Ya comenzamos a trabajar para llegar a Telsen, incluyendo Chacay Oeste y Sepaucal”, dijo Carlos Montenegro, propietario de TecnoGastre. Agregó que para el año próximo está previsto alcanzar a Colán Conhué, El Escorial, Yala Laubat y Aldea Epulef.

Amplia región

Montenegro puso en valor todo el trabajo que requiere la instalación de antenas y los dispositivos necesarios para crear la red, en una muy amplia región con un importante déficit en los servicios, y cuyas carencias se observan con más fuerza en épocas invernales, como la actual.

“Es una tarea diaria y permanente en la que intervienen los aspectos de las distancias y los accesos difíciles a ciertas zonas de la Meseta, además de los temas climáticos, sobre todo en época invernal”, enfatizó Montenegro, quien además es presidente de la Cámara de Comercio, Turismo, Servicios e Industria de la Meseta del Chubut (CAMMECh).

Dijo que, en ese rol, desde la Cámara a partir de este proyecto “buscamos ser la punta de lanza de proveedores y de emprendimientos que se puedan desarrollar en la zona a partir de la posibilidad de contar con una conexión a Internet confiable”.

Responsabilidad social

Además indicó que, en el marco de la política de responsabilidad social tanto de su empresa como de Pan American Silver Argentina, la iniciativa contiene un propósito comunitario: por un lado, la llegada de la conexión a Blancuntre para el dictado de clases y Wi Fi gratuito las 24 horas para todos los habitantes del paraje; y, por otro, la generación de puntos de Internet gratuitos de SOS sobre las principales rutas de acceso a la Meseta, con el fin de que los caminos, actualmente incomunicados, cuenten con conexión.

“Para este desarrollo comenzaremos en el último cuatrimestre de 2020, para continuarlo durante 2021”, adelantó Montenegro.

“Es importante remarcar la importancia de las comunicaciones para la región y especialmente en esta cuarentena por el coronavirus, tanto para los vecinos en general y, sobre todo, los jóvenes que están estudiando carreras a distancia y cursan actualmente con la modalidad virtual”, indicó.

Además puso en valor que, pese a los mayores costos de transporte y otros factores que habitualmente inciden en los precios finales de los productos y servicios, la tarifa del servicio que se presta actualmente es similar a la de los centros urbanos más poblados de Chubut. 

Según las especificaciones técnicas, el proyecto tiene un enlace troncal inalámbrico que conecta, a lo largo de 117 kilómetros, el shelter de provisión mayorista de Internet entre la localidad de Ingeniero Jacobacci, en Río Negro, y Gastre. Allí están instalados los servidores principales de administración de la red, por lo cual la localidad de la Meseta chubutense es “el centro de distribución de servicios, ya que se encuentra en un lugar estratégico para dicho fin”, explicó por su parte Ramón Tello, jefe de Abastecimiento de Pan American Silver Argentina.

Además, en la actualidad existe una red sub-troncal que provee servicio a Gan Gan, Paso del Sapo, Blancuntre y localidades intermedias, a través de la instalación de torres, en cuya labor Pan American Silver Argentina ha tenido un rol relevante, al brindar asesoramiento técnico para que la red “sea segura y sostenible en el tiempo”, agregó Tello.

Creación de oportunidades

En este sentido añadió: “En regiones o zonas donde se busca el desarrollo, las redes de comunicación están fuera del alcance de muchos vecinos”, y remarcó: “Ampliar el acceso a las infraestructuras básicas es esencial para fomentar la innovación, el acceso a la educación a distancia y a servicios financieros, la productividad, y contribuir a la creación de oportunidades en otros sectores, particularmente en las economías regionales”.

La red, una vez finalizada, tendrá nodos en Gastre, Telsen, Chacay Oeste, Yala Laubat, Blancuntre y Aldea Epulef a través de la instalación de distintas torres a lo largo de más de 900 kilómetros de red dentro de la Meseta del Chubut.

Para la continuidad de las instalaciones proyectadas, la iniciativa genera actualmente empleo local y tiene prevista la generación, en total, de una veintena de puestos de trabajo, a partir de convocatorias a técnicos y profesionales especializados para la operación y el mantenimiento de la red.