BUENOS AIRES (ADNSUR) - Un juez federal ordenó suspender clases presenciales en CABA pero Larrera se resiste. Al mismo tiempo, los gremios docentes UTE y Ademys resolvieron continuar este miércoles con el paro de actividades contra la postura del Gobierno local, por lo que, más allá de la disputa judicial, igualmente las clases se verán resentidas. Y el gremio de la docencia privada, Sadop, resolvió mantener el dictado de clases virtual durante esta etapa de la pandemia de coronavirus.

En su fallo, el juez en lo Contencioso Administrativo Federal Esteban Furnari declaró la incompetencia de la Justicia porteña en el expediente abierto por el tema de las clases presenciales o virtuales.

Así, envió la causa a la Corte Suprema, lo cual dejó sin efecto la medida cautelar planteada por padres y madres de alumnos contra el DNU del Gobierno nacional y a favor de la presencialidad en las aulas, que había sido avalada por la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario porteña, ratificaron fuentes judiciales.

Un juez federal ordenó suspender clases presenciales en CABA pero Larreta se resiste

A última hora de este martes, y después de una reunión de urgencia, el Gobierno porteño dijo que "hasta que la Corte Suprema de Justicia de la Nación se expida, las escuelas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires continúan con clases presenciales", se informó en un comunicado, difundido pasadas las 22.

Y reiteró que "el Gobierno de la Ciudad ratifica que las clases continuarán siendo dictadas de forma presencial como hasta el día de hoy".

La Corte había asumido la "competencia originaria" para resolver la demanda de "inconstitucionalidad" presentada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires la semana pasada en rechazo del DNU 241/2021 del Poder Ejecutivo Nacional.

La resolución del juez Furnari que declaró la incompetencia de la Justicia porteña, se conoció tras la presentación del Gobierno nacional, a través de la Procuración del Tesoro, que encabeza Carlos Zannini, en el fuero Contencioso Administrativo Federal y es "inapelable" porque "remite" su resolución a la Corte Suprema nacional, añadieron los informantes.

Los abogados del Estado habían planteado la "nulidad por falta de competencia" de la resolución de la cámara porteña a favor de la presencialidad de las clases.

El juez se expidió y dejó sin efecto la medida cautelar a favor de la presencialidad en las aulas avalada por la sala IV de la Cámara en lo Contencioso y Administrativo y Tributario porteña. Con este panorama, la Procuración del Tesoro de la Nación pidió la inhibitoria de la justicia porteña y que se mantenga la aplicación del decreto presidencial que suspendía las clases presenciales por 15 días en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para mitigar la posibilidad de contagios de coronavirus ante un escenario de crecimiento exponencial de los casos.