BUENOS AIRES - Alberto Fernández promulgó este martes la ley que modifica el Impuesto a las Ganancias y que establece que dejarán de pagar ese gravamen quienes ganen menos de $ 150.000 brutos o, si son jubilados, menos de 8 jubilaciones mínimas. Según los datos oficiales, 1.267.000 trabajadores y jubilados ya no pagarán y los que ganen más de $ 150.000 también tendrán un alivio.

Como la norma es retroactiva a enero, inicialmente estaba previsto que los empleados y jubilados recibieran la devolución de lo que pagaron de más con el sueldo de abril, que se cobra a fines de ese mes o los primeros días de mayo. Sin embargo, para que la norma esté 100% operativa y se apliquen esos retroactivos falta ahora que se publique el decreto reglamentario y la resolución de la AFIP, junto con el aplicativo correspondiente.

Según publica Clarín, el Poder Ejecutivo tiene que decidir aún qué método de descuento se va a aplicar a los que cobran entre $ 150.000 a 173.000, para que no haya un salto en el pago del impuesto ante un aumento de sueldo.

Tweet de Alberto Fernández Prensa

Si la reglamentación se demora, puede que las empresas no lleguen a hacer los números para devolver la diferencia con el sueldo de abril. De todos modos, la devolución podría realizarse a lo largo del mes, luego del cobro del salario. 

Los nuevos cambios

​Además de modificar el Mínimo no imponible, que ahora es de $ 150.000, la nueva ley:

Excluye del cálculo el pago del aguinaldo.

✅  Además, elimina el tope de edad para deducir a los hijos/as por discapacidad.

✅ Amplía la deducción al concubino/a cualquiera fuera el sexo.

✅ Exime al personal de salud de pagar el impuesto por horas extras o guardias hasta septiembre.

✅ Excluye del Impuesto la provisión de herramientas educativas para hijos/as del trabajador/a.

✅  Hay una exención específica para el pago de suplementos particulares del personal militar.