COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este martes dio 9 de marzo dio inicio el análisis en comisión de Legislación del Trabajo, de la Cámara de Diputados de la Nación, sobre el proyecto que eleva el piso de salarios para aplicar el impuesto a las ganancias, que subirá a un monto de 150.000 pesos por mes, elevándose en la región patagónica hasta los 183.000 pesos. Aquí un repaso de los puntos principales de la iniciativa impulsada por el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, que incluirá además una cláusula de actualización automática.

-Suba del Míninimo No Imponible (MINI). Se elevará hasta 150.000 pesos, pero al aplicarse el coeficiente por zona desfavorable patagónica, en esta región el monto se eleva en un 22 por ciento, es decir hasta 183.000 pesos, aplicado sobre el sueldo bruto (monto sin descuentos de ley). A partir de esa referencia, se pueden aplicar las deducciones correspondientes por cada trabajador o trabajadora, es decir cantidad de hijos, pago de alquileres, créditos, etc. Otra novedad de importancia es que para el cálculo, por tratarse de un impuesto anual que se prorratea en el transcurso de los meses, no se tendrá en cuenta a los aguinaldos de junio y diciembre. Para jubilados, que pagan en la actualidad al superar los 6 haberes mínimos, se exceptuará a quienes cobran hasta 8 haberes mínimos.

-Cláusula de actualización automática. Un elemento novedoso que se incorpora en el proyecto, según describió el diputado nacional Santiago Igón al ser consultado para este informe, es la incorporación de un coeficiente de actualización automático, de manera que ante las subas de salarios, estos no vuelvan a quedar alcanzados por el impuesto, al superar el MINI. De este modo, se apunta a que el gravamen quede limitado al 10 por ciento de los asalariados del país, como se mantuvo históricamente, lo que implicaría entre 900.000 y 1.100.000 trabajadores (hoy lo pagan 1.200.000). El mismo legislador nacional por Chubut estimó que la liberación del impuesto inyectará alrededor de 40.000 millones de pesos anuales, que se volcarán al consumo y a la mayor demanda de productos industriales.

Estamos terminando de definir el coeficiente, pero la idea es que si un trabajador docente, petrolero o de Luz y Fuerza recibe un aumento  salarial sobre el mismo trabajo que venía realizando, esa cláusula le impida quedar por encima del MINI. Distinto sería el caso de alguien que sube de categoría y pasa a desempeñar, por ejemplo, una tarea gerencial”, explicó. 

-Retroactivo al mes de enero. Por tratarse de un impuesto anual, en este caso la ley tendrá vigencia desde el mes de enero de este año, por lo que se restituirá el monto descontado a quienes ya sufrieron descuentos los primeros meses del año, para quienes cobraban hasta 124.500 pesos de sueldo neto, que en la Patagonia implica 151.890 pesos de bolsillo, con el coeficiente zonal. En la actualidad, según un informe de Página 12, lo pagan trabajadores con remuneraciones que superan los 74.810 pesos (soltero sin hijos) y 98.963 pesos (casado con dos hijos), para fijar dos referencias genéricas. Además, jubilados con remuneración actual de bolsillo que cobran más de 114.200 pesos (6 salarios mínimos), mientras que con la nueva ley los jubilados tributarán a partir de  los 152.810 pesos (8 salarios mínimos). En todos los casos, en la región debe aplicarse el cálculo sobre un 22 por ciento por encima de esos montos.