La imagen principal agita una bandada de palomas blancas que desatan su vuelo y al fondo aparece la Casa Histórica junto un extracto del acta de la Declaración de la Independencia de 1816.

Mientras que al anverso se observan otros dos símbolos tucumanos: un menhir -ícono de la cultura de los valles tafinistos- y un árbol de queñua, especie característica de la serranía local.

Ahora el modelo del billete será enviado, a través de un proyecto de resolución, al Congreso de la Nación para que los representantes tucumanos gestionen su aprobación y posterior impresión ante el Banco Central.

"El concurso superó nuestras expectativas, ya que recibimos 134 propuestas que se destacaron por su creatividad y originalidad", afirmó el legislador Marcelo Ditinis, uno de los impulsores del proyecto junto con el radical Ariel García.