CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Según indicaron en la resolución 90/2020, publicada en el Boletín Oficial, dado el lanzamiento de medidas destinadas a garantizar el sustento económico necesario de aquellos sectores más vulnerables, como consecuencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio, la cantidad de llamados a la ANSES creció exponencialmente.

Por este motivo, los trabajadores de este sector fueron sumados a la lista de actividades esenciales a fin de poder brindar una atención personalizada a los ciudadanos que llaman a la línea 130. "Resulta necesario reabrir las oficinas de atención telefónica y los call center de los prestadores de servicio, considerándoles un servicio esencial", justificaron en la resolución.

La Administración Nacional mantendrá un esquema de atención a distancia para que los ciudadanos puedan gestionar las prestaciones y servicios que brinda la misma, sin la necesidad de salir de sus domicilios. Y agregaron: "En este contexto de emergencia sanitaria, la atención por canales remotos es la manera más segura de llegar al ciudadano para asesorarlo en acceder a las prestaciones que brinda el organismo".

Tal como se detalló en un anexo de esta resolución, la línea 130 funcionará con dos esquemas de atención, una automática y otra personalizada. La atención automática funcionará las 24 horas y los 365 días del año. La atención personalizada operará de lunes a viernes de 8 a 16 horas mientras dure el "aislamiento social, preventivo y obligatorio".

Tal como destaca La Nación, al igual que todos los otros sectores eximidos, los desplazamientos de las personas alcanzadas deberán limitarse al estricto cumplimiento de las actividades y servicios considerados esenciales.