A tan solo un mes de la boda, un joven de 17 años de Odisha, India, vendió a su esposa a un hombre de 55 años que vive la localidad donde el muchacho había ido a trabajar en un horno de ladrillos.

La mujer, de 26 años, fue rescatada por la policía del distrito de Baran, en el sudeste de Rajasthan, con “gran dificultad”, ya que los aldeanos se negaron a permitir que los oficiales se la llevara, agumentando que ellos habían pagado por la muchacha.

“En agosto, la pareja fue a Rajastán a través de Raipur y Jhansi para trabajar en un horno de ladrillos. Sin embargo, unos días después de empezar su nuevo trabajo, el joven de 17 años vendió a su esposa a un hombre de 55 años por 180.000 rupias (unos 2.400 dólares), dijo Bulu Munda, inspector a cargo de la estación de policía de Belpada en el distrito de Balangir, reseña Clarín.

El adolescente derrochó el dinero en cenar y se compró un celular smartphone. Más tarde regresó a su aldea y cuando la familia de su esposa le preguntó por ella, afirmó que la mujer lo había abandonado. 

Pero la familia de la mujer no creyó su historia y presentó una denuncia policial. 

“Lo interrogamos y descubrimos que vendió a su esposa. Un equipo de Balangir fue a Rajasthan para rastrear a la mujer. Sin embargo, los lugareños no permitieron que nuestro equipo la devolviera insistiendo en que la mujer había sido comprada. Pudimos rescatarla y traerla de regreso a casa con gran dificultad”, dijo el oficial de policía.

El joven de 17 años fue presentado ante un tribunal de menores el viernes y enviado a una casa correccional.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!