COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - “El faro es importante por la riqueza de su historia y su utilización, porque fue una de las primeras estructuras de la ciudad que guiaba a los barcos, y cerca de un lugar estratégico para toda la actividad pesquera”, dice Leticia Mansilla.

La licenciada y preventora en Turismo conocé de cerca el Faro San Jorge, que el último martes cumplió 94 años de existencia. Junto a dos amigas realiza el proyecto “Caleta Conectada” que busca potenciar Caleta Córdova y el faro es un punto de atracción permanente en ese sector. 

El mismo se encuentra a 17 kilómetros de Comodoro Rivadavia, en las coordenadas 47°12’00”S 66°44’00”O, y fue construido en 1924 por el Servicio de Hidrografía y la Dirección General del Material Naval.
La obra estuvo a cargo del ingeniero Jorge Tojo y el objetivo, ante el crecimiento de la ciudad, fue reemplazar el faro que se encontraba en el cerro Chenque, que con su luz original confundía a los navegantes.

Para hacerlo se compraron 10 hectáreas en las proximidades del cabo San Jorge, operación que fue aprobada por la Dirección General de Tierras y contó con el apoyo de empresas privadas y estatales, entre ellas Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), que donó $25.000 pesos en moneda nacional.

Para su edificación se utilizaron ladrillos y cal que fueron elaborados por la Compañía Argentina de Petróleo Astra. Mientras que Ferrocarriles de Petróleo puso a disposición camiones que transportaron los materiales al lugar de la obra y Ferrocarriles del Estado trasladó ladrillos desde Colonia Sarmiento hasta la Estación ASTRA, en Comodoro Rivadavia.

Con 27 metros de altura, el 9 de marzo de 1925 finalmente se puso en funcionamiento, siendo un punto de ubicación geográfica fundamental en tiempos en que no existían la aviación comercial ni los colectivos de larga distancia. 

El faro funcionó hasta que fue dado de baja. Durante mucho tiempo quedó abandonado, hasta que la Municipalidad, a través de un convenio con la Armada, se hizo cargo del lugar. En la actualidad es Patrimonio Histórico Cultural de la ciudad, un punto turístico que muchos aprecian.  

“Hoy la gente solo lo puede recorrer desde afuera, pero antes se podía entrar, subir y tener una mirada más panorámica. A la gente le llama la atención el tamaño, donde está posicionado y su historia. Pero es un lugar para potenciar, por eso la Municipalidad realiza actividades recreativas en ese lugar”.

Como dice Leticia el faro hoy es un punto de actividades recreativas y deportivas. El último 7 de marzo allí culminó el primer Trekking de la Luna Golfo San Jorge, actividad que realizaron en conjunto los Ejecutivos de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly. Y además, forma parte de la propuesta de Turista por un Día, una iniciativa que realiza el Ente Comodoro Turismo para potenciar los atractivos de la zona.

Así, a 94 años de su puesta en funcionamiento el faro San Jorge sigue brillando a solo 17 kilómetros de Comodoro Rivadavia.