En las últimas horas del miércoles se conoció que este jueves operarían a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, estará internada entre tres y cinco días.  Su madre, Ofelia Wilhelm, había sido sometida a un procedimiento similar.

La operación a la que fue  sometida la mandataria es una histerectomía. Se trata de una intervención que implica la resección quirúrgica del útero y que puede incluir la extirpación completa del cuerpo, el fondo y el cuello uterino. 

Se trata de una cirugía mediante la cual se extirpa el útero de un cuerpo femenino. La operación puede ser total, incluyendo la extracción del cuello uterino, o radical, donde además se extirpan los ovarios y trompas de Falopio, esta última puede realizarse de manera unilateral (un ovario y una trompa) o bilateral.

Algunos de los diagnósticos posibles para determinar este tipo de intervención, pueden ser fibromas en el aparato reproductor, endometriosis, prolapso uterino, cáncer en algún órgano del aparato, hemorragias o dolores crónicos. A causa de esta operación, los ciclos menstruales y la fertilidad se interrumpen de por vida.

En una histerectomía radical, la mujer entrará en período de menopausia, en caso de tener todavía sus ciclos menstruales. Luego de la cicatrización, el tejido de la vagina forma un tubo cerrado.

¿Cómo se realiza?

🔹Vía abdominal. Se realiza a la paciente una incisión vertical, media, transversal o Pfannesteil en el abdomen para extraer el útero. La incisión de una histerectomía abdominal suele realizarse de manera transversal, que es prácticamente igual a la de una cesárea.

🔹Vía vaginal. El útero se extirpa vía vaginal. En este caso, no se realizan incisiones externas, por lo que no quedan cicatrices visibles.

🔹Vía endoscópica: mediante laparoscopia o mediante robot. Esta técnica es mínimamente invasiva y en ella se realizan pequeñas incisiones en la pared abdominal. El útero se extirpa por secciones a través del laparoscopio o por la vagina.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!