En un contexto de constante despoblación de los pueblos más pequeños de Italia y todo Europa a raíz de la gran cantidad de jóvenes que eligen continuar sus vidas en grandes ciudades, dos pueblos italianos decidieron impulsar la repoblación pagando a las personas por irse a vivir allí para trabajar de manera remota.

Se trata de Santa Fiora en la Toscana y Rieti en el Lacio, pagarán hasta el 50% del alquiler de los nuevos migrantes siempre y cuando cumplan una serie de requisitos fundamentales.

En primer lugar, claro, es necesario tener un trabajo que te permita realizarlo de manera remota. En Santa Fiora, el gobierno decidió pagar 200 euros (241 dólares) -o el 50% del alquiler total para quienes se instalen entre dos o seis meses- a los trabajadores que deseen mudarse y alquilar una casa en el pueblo. Si se tiene en cuenta que los valores de los alquileres oscilan entre los 400 y 500 euros al mes, la cifra ofrecida es más que importante.

 “No está dirigido a turistas ocasionales, sino a personas que realmente quieren experimentar nuestra vida de pueblo”, destacó el alcalde local Federico Balocchi, quien aclaró que se pedirán distintas constancias que corroboren que el solicitante trabaja de manera remota.

Además, quienes decidan tener un hijo allí recibirán 1500 euros por bebé, en el marco del plan de repoblación e instalación de famlias.

Para difundir el programa, el ayuntamiento decidió publicar los alquileres y todos los datos de interés para los interesados, en la página web oficial: https://www.vivinpaese.it/.

En el caso de Rieti, la única diferencia es que el plazo mínimo de estadía allí es de tres meses“Estamos un poco estancados", admitió respecto a la gente viviendo en la ciudad el alcalde Daniele Sinibaldi.

Entre los requisitos se solicita que la persona presente una carta firmada por su jefe corroborando su trabajo remoto, además de mostrar un acuerdo de arrendamiento preliminar.