La variante Omicrón del coronavirus continúa generando preocupación en el mundo, y ya son varios los países que han establecido medidas restrictivas destinadas a frenar el avance de la nueva cepa del virus que mantiene en vilo al mundo desde inicios de 2019.

La misma ya ha sido detectada en varias naciones del planeta, e incluso se registraron tres casos en América Latina, más precisamente en Brasi, e incluso en los Estados Unidos.

Sin embargo, en las últimas horas Dinamarca entró en crisis luego de que se supiera que un hombre contagiado con la variante asistió a una fiesta con más de 2000 personas.

A raíz de la noticia la Autoridad de Seguridad de los Pacientes del territorio escandinavo rastreó y ordenó a todos los presentes en el evento, celebrado en Aalborg, que se realizaran pruebas de PCR para saber si habían contraído la enfermedad y, de esta manera, cortar la cadena de propagación.

Cabe destacar que ya son 4 los casos de esta cepa registrados en el país nórdico, pero el gobierno local no confirmó si se trata de personas que asistieron a la fiesta electrónica que causó pánico en Dinamarca.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!