Claudio Gershanik, tiene 68 años y pidió a la comunidad rosarina que no "desperdicie" su voto en él. El político se postulaba como pre candidato a concejal por el Partido Moderado en Rosario, Santa Fe, y finalmente dio un paso al costado. Según comentó, la razón principal de su baja en la candidatura fue a raíz de que el apoderado de su partido estuvo repartiendo folletos de propaganda para Juntos por el Cambio.

Previo a que anunciara que se bajaba de su candidatura para la Legislatura de Rosario, Gershanik ya mostraba su descontento, aunque sin brindar mucha explicación. “¿Se puede no ser macrista y repartir votos de Juntos por el Cambio?”, consultaba en sus redes sociales.  Y expresó que “la nueva política exige fin de las mentiras y la hipocresía”.

Horas mas tarde, el misterio fue revelado al contar los motivos de su decisión acusando directamente a un integrante de su espacio. “La semana pasada, el apoderado del Partido, Walter Eiguren, con un grupo de militantes, estuvo repartiendo volantes de Juntos por el Cambio, entrometiéndose en la interna de Cambiemos. Ante esa situación no me quedó otra alternativa que renunciar a mi candidatura para mantener la coherencia entre pensamiento, dichos y y hechos ”, explicó.

Según comentó el primer pre candidato de la Lista 22, “Con Vos (Z) de Barrio”, este hecho fue en contra de “uno de los principios regentes” de su espacio: “No ser macristas, ni Socialistas ni Kirchneristas”. "Agradezco a todos el apoyo y entusiasmo con que acompañaron esta propuesta frustrada de llevar la voz de los Barrios al Concejo, pero queda claro que no todo vale para llegar", dijo.

“Si queremos generar una nueva política no podemos usar las herramientas de la vieja politiquería que solo responde a los intereses de los que quieren ocupar un cargo”, afirmó Gershanik en su descargo en redes sociales y anticipó que continuará con su militancia política desde “el llano ”. “Seguiré con la lucha cotidiana para defender la igualdad de oportunidades, sin discriminaciones ni estigmas”, destacó y concluyó: “Les ruego no votarme pues será desperdiciar el voto”.