PUERTO MADRYN (ADNSUR) - La creciente cantidad de casos positivos de Covid-19 en las diferentes tripulaciones de los barcos pesqueros sumado a las dificultades para poder descender a los marineros a tierra y ser alojados en hoteles llevó a las autoridades del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) a decretar un paro de actividades en la flota pesquera.

En Puerto Madryn el número de barcos con casos positivos va en ascenso y, en particular, se desconocen las causas que originaron los contagios porque hay casos donde las tripulaciones llevan más de 40 días navegando y sin efectuar recambios.

Tal como destaca diario Jornada, la comisión directiva del SOMU decretó un paro de actividades en la flota pesquera. La medida se funda en la proliferación de casos positivos y sospechosos que acumula la actividad, circunstancias que en algunos casos impidieron que las tripulaciones recibieran un trato acorde. Las escenas se repitieron en Puerto Madryn y Bahía Blanca, entre otros puertos.

El texto de la nota dirigida al presidente de la Nación, Alberto Fernández; y al ministro de Trabajo, Claudio Moroni afirma que “hasta encontrar una solución al problema, esta organización decreta un cese en la actividad pesquera a fin de resguardar la integridad de nuestros representados”.

Asimismo, se indica que ante “la gravedad del tema requiere de acciones inmediatas no sólo para evitar la propagación; sino también para el debido tratamiento de los afectados”. Luego, prosigue: “No podemos permitir que nuestros representados continúen sin recibir la atención medica correspondiente”.

OTROS GREMIOS NO ESTÁN DE ACUERDO

Por su parte, otros gremios de la pesca como Simape, Siconara, Centro de Patrones y la Asociación Argentina de Capitanes no están de acuerdo con el paro por lo que no adherirán. Consideraron que la medida es "inapropiada”. La definición integra un comunicado de prensa conjunto.

La nota lleva las firmas de Fabián Cervio y Cristian Taboada (Capitanes), Gustavo Trespando (Patrones), Jorge Maldonado (Siconara) y Pablo Trueba (Simape), entre otros dirigentes. 

"Habiéndonos anoticiado en el día de la fecha la decisión por parte del SOMU en la cual decreta un paro general de actividades en forma unilateral, del cual no fuimos consultados, lo creemos inapropiado en la situación que atravesamos todos los argentinos”, expresa la nota.

Además, recuerdan que tanto armadores, como representantes de los tripulantes elaboraron un protocolo con el objetivo de atenuar los contagios a bordo y establecer las condiciones para que un barco eventualmente afectado ingrese a puerto.

Particularmente en Mar del Plata, las diferentes instancias de acción contaron con el respaldo del Consorcio Portuario Regional y Prefectura. Un tanto más difusa fue la actuación de las autoridades en las terminales patagónicas.