CAPITAL FEDERAL - Un hombre está tan obsesionado con la fotografía que se gastó U$S 100.000 para construirse una casa de tres pisos que tiene forma de cámara. Las imágenes de la vivienda, en la India, se volvieron virales. Es que todo el interior, e incluso techos y paredes, están diseñados como si fueran las distintas partes de una máquina de fotos. Además, los hijos del dueño de la inusual vivienda lucen con orgullo sus nombres:  Canon, Nikon y Epson.

El dueño de la obra es Ravi Hongal, un fotógrafo profesional de 49 años, que vive en Belgaum, India.

La casa tiene la forma de una cámara vintage, con una ventana en forma de lente, flash e incluso una tarjeta SD, detalla Clarín. Mientras tanto, la baranda de uno de los balcones tiene la forma de un carrete y el obturador de la cámara es la puerta principal. Todo en tamaño gigante.

Claro que la decoración interior va en la misma dirección y los techos y paredes están diseñados como diferentes partes de una cámara.

Cada piso del edificio de tres pisos está dedicado a sus hijos: el mayor Canon Hongal, de 20 años, Nikon Hongal, de 18 años y su hijo más joven, Epson Hongal, de 13. 

La vista nocturna de la casa con la iluminación adecuada garantiza que las personas vean el flash y los carretes de la cámara a la distancia. 

Según el blog de noticias local All About Belgaum, Ravi ama la fotografía, y desde chico siempre llevaba dos cámaras Pentax y Zenit, y sacaba fotos. De grande cumplió su sueño abriendo su propio estudio fotográfico.

"Me encanta la fotografía y la cámara, y todo lo relacionado con ella. A lo largo de los años, muchas cosas han cambiado en el área, pero mi amor sigue siendo el mismo. Era mi sueño largamente deseado construir una casa que pareciera una cámara", contó el hombre a indianexpress.com.

Sobre los nombres de los hijos, expresó: "Cuando decidí ponerles el nombre de la marca de la cámara no entendieron mucho, pero mi esposa me apoyó. Ahora están bastante contentos. Les expliqué que los nombraba por las cosas que más amo y que lo entendieron y ahora están orgullosos".

Fuente: Clarín