La viuda del dictador Augusto Pinochet, Lucía Hiriart Rodríguez, murió este jueves a los 99 años, informó su familia, en una noticia que irrumpe sobre el final de la campaña presidencial chilena donde uno de los candidatos, el conservador José Antonio Kast, defiende el legado del régimen militar.

Hiriart se convirtió en uno de los personajes más emblemáticos de la historia chilena del siglo XX, llegando a ser considerada como la persona más influyente en las decisiones del régimen de su marido (1973 y 1990).

“A los 99 años y rodeada de familiares y seres queridos fallece mi amada abuela. Deja una huella inmensa en nuestros corazones”, dijo su nieta en redes sociales. “Entregó su vida al servicio de los chilenos y la Historia sabrá valorar su grandiosa obra y su trabajo por nuestro amado país. Descansa en Paz”, añadió.

De familia de clase alta, Hiriart se casó en 1943 con Pinochet, quien en ese entonces era subteniente de Ejército. El matrimonio tuvo cinco hijos: Inés, Augusto (exmilitar condenado por corrupción), María Verónica, Marco Antonio y Jacqueline Marie.

Hiriart despertaba fuertes reacciones por la influencia que tenía en las decisiones de Pinochet y por la fortuna que acumuló su familia y cuyo patrimonio manejó una controvertida fundación, que fue sometida a varias investigaciones judiciales.

En una biografía de la periodista Alejandra Matus se le atribuye un duro carácter con el que criticaba a su esposo, posterior dictador por 17 años y con quien estuvo casada entre 1943-2006, cuando murió el exdictador.

“Ella fue importante para que Pinochet traicionara a sus camaradas, aceptando la muerte de gente cercana, la tortura de familiares y hasta el exilio de su propia prima”, dijo Matus en 2013.

Con información de La Nación, Agencias Reuters y ANSA

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!