SANTIAGO DEL ESTERO - La foto conmovió al pais y mostró el costado más inhumano de las restricciones de la pandemia por coronavirus. La situación fue repudiada: la imagen mostró al padre de Abigail desesperado, tratando de cruzar una frontera para garantizar el tratamiento de su hija de 12 años.

La muerte, confirmada a La Nación por la familia, ocurrió este domingo. Abigail padecía Sarcoma de Ewing, un cáncer que se hace presente en huesos y zonas blandas. Había superado uno siendo muy niña, pero hace tres años reapareció, de manera muy agresiva en su pierna izquierda y fue avanzando, tomando casi todo su cuerpo. El año pasado, fue trasladada en el avión sanitario de la provincia para una consulta al Hospital Austral, en donde fueron lapidarios con el diagnóstico y recomendaron cuidados paliativos.

Según infroma La Nación, en diciembre, había sido internada en el hospital de niños de la capital santiagueña, pero ella pidió irse a su casa. Fue entonces que el gobernador santiagueño, Gerardo Zamora, quien ya había pedido disculpas públicas a la niña y su familia en un video y la había visitado en su casa de Termas de Rio Hondo, a 67 kilómetros de la capital provincial, ordenó que en su habitación se instalara una suerte de mini terapia intensiva y que