AFRICA - Botsuana es uno de los principales destinos de África para los elefantes pero en estas últimas semanas episodios extraños alarmaron a las autoridades que informaron que abrirán una investigación sobre la muerte de más de 150 elefantes en el delta de Okavango, aparentemente causada por una enfermedad desconocida.

Dimakatso Ntsebe, integrante del Departamento de Fauna Salvaje y Parques Naturales del su Botsuana, indicó que hasta la fecha hallaron los cuerpos de 154 elefantes en varias localidades. Frente a esta situación, pidió apoyo de la comunidad internacional para crear fondos y financiar avionetas que permitan relevar la zona.

"El Ministerio ha aprobado nuestra petición de más fondos porque los necesarios para renovar los contratos de transporte aéreo. Los que teníamos han expirado", sostuvo Ntsebe al diario The Voice.

En un principio, las autoridades de este país habían considerado la enfermedad del ántrax (enfermedad infecciosa grave causada por una bacteria grampositiva) como causante de la muerte de los elefantes, sin embargo Ntsebe subrayó que "los resultados de laboratorio no han confirmado nada".

La población general de elefantes de África está declinando por la caza furtiva, pero Botsuana, que alberga a casi un tercio de los elefantes del continente, experimentó un crecimiento en su número de 80.000 a 130.000 a fines de los años 90, gracias a la buena gestión de sus reservas.