El intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, remarcó que "la situación del agua no es nueva para la región ni nueva para nosotros. Hay que diferenciar algunas cuestiones, porque si metemos todo a la bolsa, y mezclamos todo, nadie entiende nada y es un lío”.

“En lo que va del invierno no ha nevado ni ha llovido en todas las zonas cordilleranas, lo que va a generar una sequía en el verano seguramente en distintos lugares", sostuvo.

Agregó que las escasas precipitaciones provocan "la falta de ingreso de agua al Lago Musters que nos trae agua a gran parte de la región. Más de 500 mil personas consumen agua del lago Musters y ha ido bajando en el último tiempo de forma considerable”.

Hay que lograr dos cosas importantes. La primera que tiene que ver con las obras necesarias... poder hacer la obra del azud del Fontana que permita que el Río Senguer tenga un determinado caudal de agua permanente, y que volvamos a  llenar el lago sin perder el agua del Fontana y el lago La Plata que se van a otro lado”.

Recordó que es una obra que se ha venido trabajando con el Gobierno Nacional, con el ministro Gabriel Katopodis y con el Instituto Provincial del Agua (IPA), para que se envíe la documentación para ingresar a los campos a realizar la obra del azud del Fontana.

“Y paralelamente tenemos que tener una política integral tanto por parte de la Municipalidad, de la Provincia, de la Cooperativa y de todos los sectores de la ciudad para ser más responsables en el uso del agua y tener una cultura que nos permita el reuso de agua. Y de esta manera poder salir de una situación de una región que desde que sea creado tenemos problemas con el recurso hídrico”