El diputado nacional por Chubut, Gustavo Menna de Juntos por el Cambio, afirmó que Aerolíneas Argentinas incurre en “una práctica abusiva de su posición dominante” al aplicar tarifas para el tramo entre el Aeroparque Jorge Newbery y el aeropuerto de Comodoro Rivadavia que son entre un 300% y un 600% más caras que para otras ciudades de la provincia, ubicadas a distancias similares de Buenos Aires.

Ante esta situación, junto al también diputado nacional chubutense Ignacio Torres, integrante del Interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara Baja, presentaron un pedido de informes al jefe de Gabinete de ministros de la Nación para que explique los motivos de la diferencia en las tarifas.

Tweet de Gustavo Menna

“La política tarifaria que aplica Aerolíneas Argentinas, empresa aerocomercial de bandera de propiedad del Estado Nacional, deja de manifiesto un abuso hacia sus usuarios que lesionan derechos elementales de los consumidores”, manifestó Menna, y precisó que “en la comparación entre ciudades de la misma provincia con una distancia similar a la ciudad de Buenos Aires, el tramo Comodoro Rivadavia-Aeroparque aparece con una tarifa de $ 29.951 mientras que para los restantes aeropuertos de Chubut se ofrece a $ 3.830”.

Además detalló que en otros casos, la tarifa para el tramo inverso, Aeroparque-Comodoro Rivadavia, “tiene un precio de $ 18.900 mientras que el mismo tramo, en el mismo día, es de $ 6.272 para otros destinos dentro de Chubut”.

“Si bien las tarifas varían según los días, en todos los casos se verica ese mismo rango de diferencia que de ninguna manera se explica en la diferencia de distancia o de tiempo de vuelo” ya que, enfatizó, “todos los aeropuertos de Chubut están a una distancia similar con la ciudad de Buenos Aires o, en todo caso, con una diferencia que no justica un sobreprecio de entre el 300 y el 600%”

Menna dijo que es "evidente” el hecho de que “la aerolínea de bandera está llevando a cabo una práctica abusiva de su posición dominante, sometiendo a los consumidores de sus servicios que residen en Comodoro Rivadavia y a quienes deben viajar hacia esta ciudad, a tarifas exorbitantes, desproporcionadas y muy por encima de las que cobra para otros destinos”.

“Aerolíneas Argentinas no está observando estos derechos en relación a los usuarios que deben cubrir por razones laborales, de estudio, familiares, turísticas o de cualquier otra naturaleza, el tramo entre Comodoro Rivadavia y Buenos Aires, sometiéndolos a tarifas desproporcionadas tanto se las pondere en sí mismas, como con más razón si se las compara con tramos semejantes en tiempo y distancia”, manifestó. 

Y concluyó que “tanto por ser el rol del Estado garantizar los derechos de consumidores y usuarios -y sobre todo si se trata de servicios públicos-, como por ser el propio Estado el titular de la empresa que lleva adelante estas prácticas reñidas con los derechos del consumidor, que corresponde que el jefe de Gabinete de ministros dé las explicaciones del caso y exponga las razones -si las hubiere- que justifiquen la exorbitante diferencia de tarifas aéreas con la que Aerolíneas Argentinas castiga a Comodoro Rivadavia”.