El Concejo Deliberante de Caleta Olivia aprobó este martes por unanimidad, el proyecto que busca sancionar a organizadores y participantes de fiestas clandestinas, por tratarse de una transgresión que atenta contra la salud pública en el marco de la pandemia de Covid. 

Se trata de un proyecto unificado de las propuestas que habían sido presentados por los concejales Miguel Troncoso (FdT) y Gabriel Murúa (JxC).

La Ordenanza impone importantes multas económicas para los organizadores, y la obligación de realizar tareas comunitarias a los participantes.  Y en el caso que estos sean menores, deberán ser sus tutores legales quienes realicen las tareas sancionadas por el Juzgado de Faltas; que es la autoridad de aplicación.

Murúa señaló que "lamentablemente es una problemática que está proliferando en la provincia y cada fin de semana estamos viendo que también lo hace en Caleta. Lo único que le va a poner freno al Covid es la vacunación, pero al igual que otros municipios del país, le estamos dando herramientas al ejecutivo para actuar contra las fiestas clandestinas, por el problema sanitario que provocan con los contagios", dijo.

También ejemplificó que la problemática se vuelve más evidente, cuando "en un quincho para 10 personas se reúnen 100, sin barbijo, compartiendo bebidas, sin distanciamiento".

Por otra parte, afirmó- según publica El Caletense - que ahora resta que la medida sea promulgada por el ejecutivo. Dijo que la Ordenanza faculta a los inspectores municipales con "poder de policía", y que seguramente "se deberá trabajar en conjunto con la Policía".

Y respecto a las sanciones, dijo que: "las multas para quienes organizan estas fiestas clandestinas, van de 100 mil a 400 mil pesos. Las multas para quienes participan son tareas comunitarias, que van de 23 a 100 horas. En el caso que sean menores, quienes tienen que realizarlas son los tutores o padres. Los lugares para realizar las tareas serán determinadas por el Juez y con control del Ejecutivo".