BUENOS AIRES (ADNSUR) - Las personas mayores siguen siendo las principales víctimas de Covid-19 en Brasil. Sin embargo, en ese país, preocupa como ha aumentado la cantidad de jóvenes brasileños que mueren.

Para ejemplificarlo basta con decir que alrededor del 6% de las muertes de Brasil este mes han sido de personas menores de 40 años, frente a menos del 5% en febrero.

Algunos expertos culpan de este cambio a la nueva cepa del coronavirus que ha asolado Brasil en los últimos meses y ha contribuido a alimentar un brutal resurgimiento del Covid-19. 

La cepa p.1 es más contagiosa que las versiones anteriores y capaz de reinfectar a las personas. Los estudios sugieren que podría ser hasta dos veces más transmisible y podría reinfectar al 25-61% de las personas que han tenido covid-19.

La variante descubierta por primera vez en la ciudad de Manaos, en el oeste del país, ha sido la responsable del aumento de las infecciones y las muertes, y se ha detectado en Estados Unidos, Europa y otras partes de América Latina. Incluso, por su incremento, algunos paises están cerrando sus puertas, tal como sucedió en Perú, Colombia y Argentina que suspendió los vuelos desde ese país.