RIO GALLEGOS (ADNSUR) Fausto, un joven discapacitado santacruceño, cumplió este domingo su dueño de llevar oraciones de familiares y amigos a la Virgen de Güer Aike, tras recorrer en su silla de ruedas más de 30 kilómetros.

Incluso, como reflejó La Opinión Austral a partir de su posteo en redes sociales, subió "gateando" y sin querer recibir ayuda más de 100 escalones.

Cerca de las 10 se produjo el cierre de la aventura y promesa de Fausto Bounine, de 43 años.

Había recorrido ya más de 32 kilómetros por la ruta 3 en su silla de ruedas, tal como había prometido y anunciado.

Su partida se produjo a las 6:10, y tras 4 horas y media, logró llegar al lugar.

Foto de Mirtha Velázquez, de La Opinión Austral.
Foto de Mirtha Velázquez, de La Opinión Austral.

"Gracias por todo a todos los que están ahí. Vine a cumplir con lo que vine a hacer. Esto no es joda", dijo este empleado de la AFIP.