RAWSON  (ADNSUR) – El gobierno de Chubut buscará impulsar una nueva ley de Farmacias que “garantice” el acceso de la población a los medicamentos en toda la provincia.

Así lo informó el ministro de Salud del Chubut, Fabián Puratich quien pretende que participen “todos los sectores involucrados”.

“Lo primero que tenemos que garantizar siempre es el derecho a la salud”, dentro del cual “está también el derecho al acceso a los medicamentos”, destacó el funcionario quien justificó la necesidad de impulsar la norma en que “la ley actual de farmacias lo que termina ocasionando son justamente graves restricciones al acceso a los mismos”.

La determinación surgió en medio del análisis de la reforma integral de la Ley X Nº 71, que regula el ejercicio de la actividad del profesional farmacéutico en el territorio chubutense.

“Esta ley, promulgada durante el año pasado, no fue consensuada con el Ministerio de Salud a la hora de ser sancionada, ni contó tampoco con el aval de nuestros equipos técnicos”, detalló el titular de la cartera sanitaria.

Puratich destacó que “la ley actual evidencia una preocupación ante el ingreso de distintas sociedades anónimas a la provincia, en forma de farmacias que en realidad responden a multinacionales, y nosotros obviamente compartimos esta preocupación, pero las restricciones establecidas por la ley provocan también limitaciones a otros derechos, los cuales desde el punto de vista constitucional no pueden ser coartados”.

“Si esta ley continúa vigente tendríamos que forzar el cierre de más de cincuenta farmacias en toda la provincia”, indicó el funcionario provincial, destacando además que las consideraciones que la ley prevé para las localidades más pequeñas son restrictivas, ya que “establece que incluso los botiquines de los pueblos deben ser administrados por un farmacéutico, lo cual es impracticable, sobre todo en muchas localidades del interior de la provincia, como Paso del Sapo, Gan Gan, Gastre o Telsen, donde no residen farmacéuticos, y por lo tanto se estaría limitando severamente el derecho a la salud de sus habitantes”.