Este sábado un buque de la firma Conarpesa se hundió y un tripulante murió mientras los otros seis fueron rescatados tras el accidente. 

Gabriel Aguilar, Secretario de Pesca del gobierno provincial, lamentó que “fue una triste noticia para la Pesca que un tripulante nos haya abandonado tan tempranamente. En este caso, se trata de Carlos Agüero que si bien fue rescatado con vida (como la mayoría de los tripulantes), recibió demasiada agua y -a pesar de la técnicas de RCP- no lo pudieron salvar”.

“En el momento del accidente, no había mal tiempo sino que esas condiciones arrancaron al adía siguiente. Todavía la Prefectura está llevando adelante las pericias. Uno de los motivos puede tener que ver con las tareas propias del barco. Los barcos van con los tangones abiertos, con los equipos y los arrastran para recoger los langostinos. Pueden haber agarrado un manchón muy grande de langostinos y pueden haber enganchado tantos langostinos que –al levantarlo- lo hacen virar al arco y dar vuelta”, explicó.

Foto fuente: Pescare
Foto fuente: Pescare

“También, pueden enganchar fondos marinos como piedras que están adheridos al mar. Por la forma que lleva el mar, enganchar esos fondos marinos (como rocas y demás) provoca que los barcos se den vuelta. Este barco dió una ‘vuelta de campana”, agregó.

“Puede ser que una de las mangas se haya colapsado y eso haya provocado que el barco se de vuelta”, completó en contacto con Cadena Tiempo de Trelew.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!