El jueves Belén Paillalef (30) salió muy cansada del Hospital Regional. Fue un día largo, y quizás eso le impidió dimensionar lo que logró por estos días: convertirse en la primera médica de la historia  de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, con sede en Comodoro Rivadavia.

Con el pasar de las horas y más tranquila se dio cuenta de que había terminado, quizás una de las más lindas de su vida, que quedará en la historia de la ciudad. Es que el jueves, Belén culminó la Práctica Final Obligatoria de la carrera, luego de que en diciembre de 2019 fue la primera estudiante en terminar de rendir todos los finales y cumplir los compromisos de estudios. Tras pasar por los servicios de Clínica Médica, Ginecología, Pediatría y Neonatología, solo le quedaba cumplir la cantidad de horas de cirugía y lo logró, pero cuando salió de su turno "no cayó", le confesó a ADNSUR. “Salí entre contenta y cansada, y quizás no tome dimensión pero cuando me calmé me di cuenta que había terminado una etapa”, dijo. 

“Me trataron muy bien en todos los servicios, aprendí mucho, fue muy positiva la práctica final en el Hospital. En general estamos a cargo de un tutor, que es un docente de la Universidad, pero igual los otros médicos también te ayudan y te van orientando en que te gusta”, indicó.

Histórico: se recibió la primera médica de la Universidad Nacional de Comodoro Rivadavia

UNA AMANTE DEL ESTUDIO

Belén es oriunda de Bariloche, cursó sus estudios primarios en esa ciudad, la secundaria en el colegio italiano Dante Alighieri y terminó en el Colegio Patagónico, con una orientación más social.

Cuando finalizó el secundario, decidió estudiar el profesorado de Educación Física con orientación de montaña en su ciudad natal, pero cuando estaba por terminar se dio cuenta que le gustaban algunas materias vinculadas a la medicina. Convencida se inscribió en la Universidad del Comahue, en Neuquén, donde cursó sus primeros tres años y completó el 50% de la cursada. Luego por razones particulares decidió cambiar de aire.

Así comenzó a buscar alternativas para continuar la carrera y se encontró con la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, que en su año inaugural había tuvo 570 aspirantes, quedando 330 estudiantes habilitados para realizar la cursada.

Al pedir el pase tuvo que rendir algunas materias de segundo año, y rendir el coloquio, y en 2017 comenzó el tercer año de la carrera. 

Durante su trayectoria Belén realizó prácticas en los Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS), los Centros de Salud Municipal, y el Hospital Alvear, donde cursó semiología.

Los últimos años estuvo en el Hospital Regional con las prácticas en los servicios de clínica, pediatría, cirugía y guardia.

Histórico: se recibió la primera médica de la Universidad Nacional de Comodoro Rivadavia

Ahora Belén debe iniciar los trámites finales y esperar a recibir su título, el momento de la coronación para cada estudiante. Mientras tanto, ya se prepara para rendir en agosto el examen único de residencias, aunque no sabe que seguirá.

“Todavía no sé, me gustan las subespecialidades clínicas de adultos. En todas te piden un año o dos de clínica médica y voy a evaluar dónde lo hago. Ahora por lo pronto voy a prepararme para rendir y descansar un poco”, dice entre risas.

Belén está contenta, y con la sencillez que la caracteriza no duda en agradecer:  “Fue todo muy positivo, volvería a elegir la carrera y la universidad. Me fue bien, conocí gente muy buena, aprendí mucho en el Hospital, estoy muy contenta”, sentenció.

Histórico: se recibió la primera médica de la Universidad Nacional de Comodoro Rivadavia