JERUSALÉN - Un joven argentino figura entre los 45 muertos por una estampida ocurrida este viernes durante una festividad religiosa a la que asistían decenas de miles de judíos ultraortodoxos en el norte de Israel, confirmó la embajada de ese país en Buenos Aires. 


La sede diplomática identificó a la víctima fatal como Abraham Daniel Embon, lo que fue confirmado luego por la Cancillería argentina que se solidarizó con sus allegados.


"La República Argentina expresa sus condolencias al Gobierno y pueblo del Estado de Israel por la tragedia ocurrida en el Monte Merón y desea una pronta recuperación a los heridos. Asimismo, lamenta el fallecimiento del argentino Daniel Embón y se solidariza con sus afectos", indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores en su cuenta de Twitter.


El joven tenía 21 años, era estudiante y fue identificado por familiares en el Instituto de Medicina Forense Abu Kabir, precisó la Agencia Judía de Noticias (AJN) y añadió que aún no se fijó fecha para el funeral.

Estampida en Israel: hay un joven argentino entre los fallecidos


La estampida comenzó cuando una multitud que bajaba del monte donde se celebra el evento desbordó un estrecho pasadizo que terminaba en una rampa inclinada seguida a su vez por escalerillas de metal, dijeron testigos.

La policía había cerrado el pasadizo con una valla metálica que no retiró hasta que la presión de la gente la derribó, agregaron esos testigos, citados por medios locales.

"La catástrofe del monte Merón es una de las más graves que ha golpeado al Estado de Israel", dijo en Twitter el primer ministro Benjamin Netanyahu, que acudió hoy al lugar y decretó un día de luto nacional el domingo.

El premier fue abucheado por decenas de judíos ultraortodoxos, que acusaron al Gobierno y a la policía de la tragedia.

La estampida ocurrió durante la celebración Lag Baomer en el monte Merón, el evento más multitudinario celebrado en Israel desde que el Gobierno levantó casi todas las restricciones por el coronavirus tras el descenso de casos por la exitosa vacunación.

Decenas de miles de personas, en su mayoría judíos ultraortodoxos, se reúnen cada año en torno a la supuesta tumba de Rabí Shimon Bar Yojai, un talmudista del siglo II al que se atribuye la redacción del Zohar, una obra central de la mística judía.