Un caso de maltrato laboral sacudió en las últimas horas a Australia, luego de que una pareja fuera detenida por tener secuestrada, durante ocho años, a una mujer para usarla como esclava.

La víctima, de 67 años, había llegado al país de Oceanía en 2007 tras obtener una VISA de turista, y desde aquel entonces estuvo realizando tareas domésticas para un hombre y su mujer.

En base a los reportes, la pareja le pagaban 2,50 dólares el día, la golpeaban y le daban apenas una hora de descanso por la noche, obligándola además a  cocinar, limpiar y cuidar de sus hijos.

Adicionalmente, relató la ahora liberada mujer, la quemaban con agua caliente, le realizaban cortes e incluso en una oportunidad la golpearon con un pollo congelado.

En 2015, explicó el medio RT, la dueña de la casa debió llamar a la ambulancia tras encontrar a la "empleada" temblando en el piso, y fue a partir de ahí que se conoció la historia.

Los paramédicos relataron que padecía diabetes sin tratamiento, septicemia y con una temperatura de 28,5° además de desnutrición, y tras denunciar a la pareja, este miércoles fue sentenciada.

"Ambos explotaron enormemente a una persona analfabeta y vulnerable, por lo que deberían avergonzarse", dijo el juez John Champion al respecto.