BUENOS AIRES (ADNSUR) - Cada país se vio obligado a tomar diferentes medidas para frenar el avance del coronavirus. Sin embargo, lo que sucede en una parte de Perú sorprendió por su violencia.

En las últimas horas se filtraron imágenes en donde se puede ver cómo ejecutan latigazos sobre algunas personas que no cumplen con las restricciones para frenar el virus.

Se trataría de rondas campesinas que existen desde hace 30 años, que resuelven de esta manera el castigo hacia personas infieles, delincuentes, y jueces corruptos.

Estas “organizaciones ciudadanas” son duramente criticadas en todo el mundo, por el severo castigo ante las medidas de incumplimiento, y según informó Radio Mitre, no llevan ninguna representación oficial que los identifique.

La historia de estas brigadas se remonta a tres décadas atrás, cuando se buscaba hacer frente a los grupos rebeldes en las zonas andinas de Perú. Estos grupos de personas son elegidos por los propios habitantes en una asamblea, y así se han manejado desde el inicio de la pandemia.