La información sobre la circulación en Argentina una moneda de un peso con un error ortográfico por la que pagaban hasta 15 mil pesos,  desató la búsqueda y la ilusión de muchos.  Esta tan preciada "moneda" de un peso tenía un error de impresión y  en vez de decir  “Provincias del Río de La Plata” se leía “provingias”, con la letra 'G' en lugar de la 'C'.

La venta de monedas rápidamente se expandió, incluso en Mercado Libre se podían ver  que se ya ofertaba por la "valiosa moneda" y en Comodoro Rivadavia no fue la excepción.

En las distintas páginas de ventas, como en la conocida "Saladita en el Facebook" se pudieron ver publicaciones de personas que buscaban comprar la moneda de un peso.

Uno de los tantos posteos en Facebook. Foto: captura
Uno de los tantos posteos en Facebook. Foto: captura

Los precios de quienes buscaban comprar la moneda con el error ortográfico, iban desde los 15 mil, 8 mil y hasta 1.500 pesos. Pero sin dudas, la credibilidad de las ofertas también era dudosa en algunos casos desde ofertas sin perfiles. 

Las ofertas aparecían pero la credibilidad de las mismas también era dudosa. Foto: captura
Las ofertas aparecían pero la credibilidad de las mismas también era dudosa. Foto: captura

El valor más bajo fue ofrecido por un hombre que solo quería la moneda para su colección y pagaba 1.500 pesos. ¿Habrá conseguido por ese valor?

Una tras otra las publicaciones se repetían. Foto: CAPTURA
Una tras otra las publicaciones se repetían. Foto: CAPTURA

NO TIENEN VALOR

Pese a la viralización de la noticia, la joyera Silvina Masalles desmintió que  la moneda tenga un valor mayor a su precio. “Es cierto que es un error en las monedas, pero es un error común. Y hay 56 millones de monedas que se acuñaron en esa serie y de esa misma moneda. Y si se suman las de otros años, hay -al menos- 10 millones más. Es muy común esa moneda”, dijo en diálogo con Los Andes.

“Fue un error en las monedas porque no se hicieron acá en Argentina y se acuñaron en Inglaterra. Pero no tiene ningún valor. Porque, además, es una moneda muy común, relativamente nueva y que está vigente”, concluyó echando por tierra el sueño de quien ya tenía más de una moneda "provingias" en su monedero a la espera de una oferta.