CAPITAL FEDERAL - China encontró Covid-19 en un empaque que contenía carne argentina que se distribuyó en ese mercado, no en el producto cárnico en sí. 

Durante un análisis, las autoridades sanitarias chinas dieron supuestamente con el virus en una caja que llevaba carne vacuna de un cliente que opera como exportador faenando en el frigorífico Gorina, que aun no está suspendido, según pudo saber LA NACION.

El Senasa recibió una comunicación de China donde se le informó sobre la detección de Covid-19 en un embarque tras resultar positivo el test de ácido nucleico realizado sobre un empaque externo.

"Es importante advertir que no se trata del producto, que está en perfecto estado y cumpliendo todos los estándares sanitarios requeridos, sino de empaque exterior", aclararon desde el organismo sanitario.

Además, manifestaron que se trató de un caso aislado y argumentaron: "Es la primera vez que le pasa a la Argentina desde que comenzó la pandemia y que se está investigando este caso aislado para dar seguridad a China de que la Argentina sigue cumpliendo con sus protocolos sanitarios".

"Estamos trabajando para dar seguridad a China de un normal abastecimiento de carne, manteniendo los estándares sanitarios requeridos. También estamos analizando con China el movimiento de ese producto, ya que una vez ingresado al puerto de ese país, comienza a ser manipulado allá, con lo cual es complejo determinar el origen de la presencia del virus", indicaron. 

"El Senasa solicitó que se amplíe la información del supuesto hallazgo debido a que no fue realizado por la Aduana china en el ingreso de mercadería, sino en un dador de frío donde había sido trasladada antes de su distribución final", indicaron desde el Senasa. 

El embarque había ingresado por el puerto de Shanghai y el 9 de noviembre una parte fue trasladada y depositada en un dador de frío en la ciudad de Nanjing, capital de Jiangsu y el 10 de noviembre, previo a su liberación al mercado, las autoridades del CDC Nanjing realizaron los testeos al producto.

Ante este tipo de casos puede caber la suspensión del establecimiento por un plazo que arranca en los siete días por parte de las autoridades chinas.

Carlos Riusech, CEO del frigorífico Gorina, dijo en diálogo con LA NACION, que están "elaborando un informe con documentación respaldatoria para el descargo. Luego de nuestro descargo, la decisión ya queda en manos de las autoridades chinas", aclaró. 

Este viernes llegarán a China los informes de descargo de la Argentina y después habrá que aguardar qué deciden las autoridades del gigante asiático, que es el mayor comprador de carne vacuna Argentina.

En los primeros nueve meses del año el gigante asiático adquirió 320.892 toneladas peso producto, un 14,6% más versus igual período de 2019, según un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva). Con ese tonelaje, China se llevó el 72,9% de toda la carne vacuna que la Argentina vendió al mundo entre enero y septiembre de 2020.