Luego de una enorme odisea para conseguir los 2 millones de dólares necesarios para pagar "el medicamento más caro del mundo" Emmita, la nena que saltó a la fama gracias a la campaña solidaria del influencer Santiago Maratea, llegó a Buenos Aires para comenzar su tratamiento.

Según sus padres será en el Hospital Italiano, donde la menor se encuentra desde esta tarde para ser tratada en relación a la Atrofia Muscular Espinal (AME) por la que lucha por su vida.

“¡En el avión! ¡Lista para cambiar mi vida! Los quiero mucho. Gracias por hacer realidad mi deseo”, habían publicado por la tarde sus familiares en la cuenta de Instagram TodosConEmmita, en la previa al viaje desde su Chaco natal.

Del Instagram de todosconemmita

Entre los miles de comentarios de apoyo se destacó el de Santiago Maratea, quien decidió mostrar su alegría con varios emojis de corazón.

La campaña:

“Hola, soy Emma, tengo 7 meses, y vengo a contar mi historia. Mi mamá se llama Natali, y mi papá se llama Enzo, gracias a Dios los elegí como papas, porque ellos son los responsables de conseguir la medicación que estoy necesitando para curarme, por eso comenzamos esta campaña”, explicaban sus familiares a través del mencionado Instagram a principio de diciembre pasado, cuando sus padres comenzaron una campaña de recaudación para poder obtener el medicamento 

“Después de esperar un mes el diagnóstico de AME (atrofia muscular espinal) di positivo, y soy del tipo 1. Es una enfermedad genética neuromuscular muy rara y muy grave que no me permite moverme, ni respirar adecuadamente“, decía el posteo.

Y seguía: “Necesitamos de tu ayuda para mi mejoría. Hace poco se abrió una esperanza “Zolgensma” el medicamento más caro del mundo, 2.1 millones de dólares. Necesitamos tu ayuda tu aporte y el de todos, para lograr conseguir este medicamento. Estamos contratiempo, ya que el tratamiento solo será efectivo si se aplica antes de los 2 años. Ayúdame a que pueda seguir jugando. Tu granito de arena, suma”.

A pesar de la gran campaña que hicieron, no lograban recaudar el dinero suficiente, por lo que reunieron el influencer Santiago Maratea. Radicado en Miami, el joven no dejó de compartir a diario en sus stories la historia de la pequeña y los distintos métodos de donación para que sus seguidores lo ayuden a lograr el objetivo. Y así, obtuvo los 2 millones de dólares en pocos días.